Vacaciones en Bélgica

¿Qué mejor sitio para disfrutar de una deliciosa comida y del arte que en las ciudades medievales? Visita las cervecerías en los viejos monasterios y visita los palacios reales de los siglos pasados. 

Valonia, Flandes y Bruselas son tres regiones de Bélgica con una abundante historia medieval y de tiempos de guerra, además de arte, cultura, castillos históricos y jardines que son dignos de conocer, visita las cervecerías de los monasterios donde se siguen usando antiguas recetas para crear algunas de las mejores cervezas del mundo.

Comienza tu aventura en Bélgica en su capital, Bruselas, que está dividida en dos regiones principales: Valonia, de habla francesa, y Flandes, la región neerlandesa. Dedica los días de verano a caminar por el Palacio Real de Bruselas y los numerosos jardines, y come algo en el inmenso Parque del Cincuentenario, en el corazón de la zona de museos. Visita algunos de los más de 80 museos y galerías de arte en la ciudad. Consigue alguna obra de arte a buen precio en el mercado Les Marolles o en la Place du Grand Sablon.

Amberes, la capital de la región de Flandes, tiene una excelente colección de museos y grandes iglesias. A lo largo de sus caminos hallarás varias boutiques únicas y bares de cerveza, donde puedes probar las mejores de Flandes. Asegúrate de visitar la catedral del siglo XVI para apreciar las pinturas de Rubens o el antiguo Castillo Het Steen, donde ahora está el Museo de Arqueología e Historia Marítima de la ciudad.

También en la región de Flandes están Brujas y Gante, reconocidas por su increíblemente bien preservada arquitectura e historia medieval. Brujas es por sí misma un sitio reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, y cuenta con más de 20 museos, muchos de los cuales exhiben las obras de famosos artistas flamencos, como Jan van Eyck. Explora el Beguinaje de Brujas, hermosos edificios pintados de blanco que albergan un museo con la temática de las beguinas, una orden religiosa de mujeres. Haz una pausa en las tiendas de chocolate de la ciudad, algunas también venden papas belgas, así que podrás disfrutar de sabores dulces y salados.

El número de castillos en Bélgica puede ser abrumador, desde los medievales hasta châteaux aristocráticos de los siglos XV al XIX. Unos pocos están ubicados dentro de las ciudades, como el Castillo de los Condes de Gante. Sin embargo, el distrito histórico de Namur, con sus castillos de cuentos de hadas, y algunas de las cervecerías de las abadías bien valen la pena un viaje más largo. Después de explorar la Abadía de Maredsous, la Abadía de San Sixtus de Westvleteren, la Abadía de Nuestra Señora de Scourmont y la Abadía de Nuestra Señora de Orval, puedes recordar tus momentos favoritos en Bélgica mientras terminas el día con una deliciosa cerveza artesanal.


Guía para explorar Bélgica


Reserva tus vacaciones en Bélgica



Buscar destinos globales