Santo Domingo

Guía de viajes
República Dominicana mostrando una playa de arena y también un pequeño grupo de personas
La primer ciudad caribeña es una emocionante metrópoli donde se mezclan los edificios coloniales con modernas obras de la arquitectura, los cautivadores museos y un agradable malecón.

Santo Domingo es una ciudad de rápido crecimiento conocida por su arquitectura colonial, el arte moderno y un malecón donde puedes encontrar restaurantes y cafés con vista al océano sin embargo, esta ciudad tiene una historia turbulenta. Desde su fundación, en 1489, por el hermano de Cristóbal Colón, Santo Domingo fue atacada por piratas y esclavos, y fue gobernada por un dictador. Hoy en día, la ciudad conserva su pasado colonial, aunque tiene la vista puesta en el futuro, y su principal impulso es una creciente vida cultural. 

Disfruta de una caminata matutina por el malecón de Santo Domingo, el cual cuenta con una gran variedad de restaurantes, cafés y parques desde donde puedes disfrutar del aire marino y la vista al mar. Prueba un café expreso y contempla a la gente en las mesas exteriores.

Hacia el puerto de Santo Domingo puedes encontrar la zona colonial protegida por la Unesco, donde puedes visitar los sitios históricos más importantes de toda la ciudad, entre los que destaca el Alcázar de Colón, que alguna vez sirvió de hogar al almirante Diego Colón y no olvides visitar el parque Colón antes de continuar hacia el Panteón Nacional, donde podrás observar su arquitectura de estilo neoclásico. Visita la Fortaleza de Ozama, que protegió a la ciudad contra los piratas. Sube al balcón y deléitate con la panorámica que tendrás de la ciudad.

Al oeste de la zona colonial, explora las bonitas zonas residenciales y museos, cerca de la Plaza de la Cultura. Adéntrate en los libros históricos de la Biblioteca Nacional o reserva un asiento para una obra de teatro, ópera o baile en el Teatro Nacional.

Cerca de ahí, el Museo de Arte Moderno expone las mejores obras de los artistas dominicanos en exposiciones temporales. Conoce sobre la vida precolombina de los indios nativos Taíno en el Museo del Hombre Dominicano y visita el Palacio de Bellas Artes para apreciar las columnas en su fachada, las cuales siguen un esquema inspirado en los colores brillantes del Caribe.

Por las noches, regresa al Malecón y escoge la terraza de un restaurante a lo largo de la avenida George Washington. Escucha karaoke, salsa y los tambores del merengue de los artistas callejeros, particularmente en el carnaval, cuando las fiestas llegan a su apogeo.

Santo Domingo está situada al norte de la costa de Republica Dominicana. Puedes llegar en avión al aeropuerto internacional y recorrer la ciudad utilizando los autobuses, taxis y públicos (minivans privadas).